Estrenamos nueva página web.

Está disponible en el siguiente enlace:

http://www.juancarlosdiazlorenzo.com/

Muchas gracias por su interés y atención.

Saludos,

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sibelius, 150 años después

diciembre 15, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finlandia celebra dentro y fuera del país el 150 aniversario del nacimiento de Jean Sibelius. Está considerado el más grande de los compositores finlandeses y, sin duda, el más conocido a nivel internacional. Personaje de interesante trayectoria, desempeñó un protagonismo determinante entre finales del siglo XIX y comienzos del XX en la creación de un estilo musical propio.

El gran Sibelius, cuyo nombre completo era Johan Julius Christian Sibelius, nació el 8 de diciembre de 1865 en Hämeenlinna, en tiempos del Gran Ducado de Finlandia dominado por Rusia. Aunque su familia hablaba sueco, estudió en una escuela de habla finesa, en su pueblo natal, entre 1876 y 1885.

Sibelius, de joven, en una foto de 1889-90

Sibelius, de joven, en una foto de 1889-90

En 1879 comenzó sus estudios de violín con Gustav Levander y cuando acabó su formación en el liceo, eligió Derecho en la Universidad Imperial, en Helsinki. Sin embargo, la música se había convertido en su preclaro destino y pronto abandonó las leyes para incorporarse al Instituto Musical que hoy lleva su nombre, siendo uno de los alumnos aventajados del violinista Csillag y del maestro Martín Wegelius, que también lo fue de Armas Järnefelt y Selim Palmgren.

Entre 1889 y 1891 estudió becado en Berlín con Becker y Bargiel y en Viena con Karl Goldmark y Robert Fuchs, y de regreso a su país, ejerció de profesor de teoría musical en el conservatorio de Helsinki entre 1892 y 1897, año en el que recibió una beca del Gobierno que le permitió dedicarse exclusivamente a la composición. En esta época compuso su primera obra orquestal, con la que despertó el interés de Brahms, que también alabó algunas de sus canciones. En 1892 contrajo matrimonio con Aino Järnefelt, de cuya unión nacieron seis hijos. En 1903 la familia se trasladó a una casa llamada Ainola, construida a orillas del lago Tuusula, en Järvenpää, donde transcurriría el resto de sus vidas.

Casa natal de jean Sibelius en Hameenlinna

Casa natal de Jean Sibelius en Hameenlinna

Sibelius está considerado uno de los símbolos culturales de Finlandia y, en unión de Johan Ludvig Runeberg, uno de los pilares del nacionalismo romántico. Su música posee unas implicaciones modales muy fuertes. Muchas de sus características melódicas y armónicas tienen su explicación en sus estudios de la polifonía del Renacimiento.

Partiendo de una sólida formación dentro del sinfonismo romántico alemán, en 1892 definió, con Una Saga, los elementos esenciales por los que evolucionaría su obra: un monumental corpus sinfónico evocación del mundo fabuloso y épico del Kalevala, en un lenguaje que combina de forma personal solemnidad y austeridad de manera sorprendente.

Apasionado en un momento de su vida por la ópera, Sibelius inició el estudio de partituras wagnerianas y asistió al festival de Bayreuth, donde escuchó Parsifal, lo que causó un gran impacto en su espíritu, escribiendo a su esposa una carta en la que le dice, entre otras cosas, lo siguiente: “Nada en el mundo me ha impresionado tanto. Ha movido las cuerdas más profundas de mi corazón”.

Sibelius, en el salón de su casa (1907)

Sibelius, en el salón de su casa (1907)

Sibelius comenzó a trabajar en su ópera Veenen luominen, aunque por poco tiempo. Cuando decreció su aprecio hacia Wagner, el material musical de la incompleta obra se convirtió, posiblemente, en la suite Lemminkäinen (1893). Sibelius también tuvo influencias de Busoni y de Tchaikovsky, lo que resulta evidente, en el caso de este último, en la sinfonía Kullervo (1882), así como en su Sinfonía nº 1 (1899), con la que alcanzó rápidamente el reconocimiento de su tiempo y, más tarde, en su Concierto para Violín (1903).

Al regreso de un viaje a Italia -una de las escasas ocasiones en las que salió de su país natal-, Sibelius compuso una de sus obras más famosas, el poema sinfónico Finlandia (1899), que fue prohibido en su momento por las autoridades rusas porque suscitaba un gran fervor patriótico entre la población.

Su concepto de sinfonía complementaba al de Gustav Mahler, quien un día le confesó que para él componer era “crear un mundo que debe abrazarlo todo”. En cambio, para Sibelius lo importante era “una lógica profunda que interconectase todos los motivos”. Por esta razón sus sinfonías tienden hacia la austeridad y la compresión de la forma, tendencia que se haría más pronunciada a medida que avanzaban los años.

Foto de estudio de Sibelius (c. 1910)

Foto de estudio de Sibelius (c. 1910)

Al igual que en Beethoven, el núcleo de la música de Sibelius es la colección de sus siete sinfonías. En cada una de ellas, su autor -que se esforzaba por mantener la estructura formal siguiendo la huella de Brahms- se aproximó a los problemas básicos de forma, tonalidad y arquitectura musical, de una manera individual y única. Su creatividad sinfónica fue novedosa, si bien algunos contemporáneos sintieron que su música debería haber seguido otro camino. Sibelius dio poca importancia a la opinión de los críticos: “No presten atención a lo que dicen”, decía. “Nunca se ha levantado ninguna estatua de uno de ellos”.

Sibelius demostró siempre un profundo amor por la naturaleza, hasta el punto de que el paisaje de Finlandia moldeó el estilo “natural” de su música. De su Sinfonía nº 6, por ejemplo, diría que “siempre me recuerda la escena de la primera nieve”. La producción del maestro fue prolífica: varias piezas inspiradas en el Kalevala; cien canciones con acompañamiento de piano, música incidental para 13 partes separadas, música de cámara, música para piano, 21 publicaciones de música coral, y música ritual para la masonería.

Aino, esposa de Sibelius, en una foto de 1922

Aino, esposa de Sibelius, en una foto de 1922

Entre sus composiciones más famosas figuran las siguientes: Kullervo (1882, sinfonía para soprano, barítono, coro y orquesta, opus 7), Una Saga (1892, poema sinfónico, opus 9), Karelia (obertura orquestal, opus 10), Karelia (1893, suite, opus 11), Lemminkäinen ’Cuatro leyendas de Kalevala’ (1893, suite, opus 22), Finlandia (1899, para orquesta y coros, opus 26), Sinfonía nº 1 (1899, Mi Menor, opus 39), Sinfonía nº 2 (1902, Re Mayor, opus 43), Concierto para violín (1903, Re Menor, opus 47), Kuolema (1904, vals triste y escena con grullas, opus 44), Sinfonía nº 3 (1907, Do Mayor, opus 52), Sinfonía nº 4 (1911, La Menor, opus 63), Luonnotar (1913, poema sinfónico para soprano y orquesta, opus 70), Aallottaret ’Las ninfas del mar’ (1914, poema sinfónico, opus 73), Sinfonía nº 5 (1915, Mi Mayor, opus 82), Oma Maa ’Nuestra Patria’ (1918, para coro y orquesta, opus 92), Sinfonía nº 6 (1923, Re menor, opus 104), Sinfonía nº 7 (1924, Do mayor, opus 105) y Tapiola (1926, poema sinfónico, opus 112), considerada su última gran obra.

Sibelius, a mediados de la década de los años veinte

Sibelius, a mediados de la década de los años veinte

Afectado por una operación quirúrgica en 1911 -la proximidad de la muerte puede verse claramente en varias de las obras que compuso por entonces, entre las que se encuentran Luonnotar y la Sinfonía nº 4– y el final de la I Guerra Mundial, en 1918, Sibelius evitó siempre hablar de su música. A partir de 1926, su producción comenzó a decrecer y durante casi treinta años permaneció en aparente silencio.

Existe evidencia de que Sibelius trabajó en una Sinfonía nº 8. El compositor prometió su estreno en 1931, e incluso se anunció una presentación pública en Londres, bajo la dirección de Basil Cameron, en 1933. Sin embargo, no se ha encontrado partitura alguna y la única evidencia escrita existente es un recibo por el copiado del primer movimiento.

Sibelius siempre fue muy crítico de su propia obra, y se dice que un día comentó a sus allegados: “Si no puedo escribir una sinfonía mejor que la séptima, entonces será ésta la última”. Como no se ha encontrado manuscrito alguno, se cree que el maestro destruyó todas las versiones de la partitura.

El maestro Sibelius, en una foto tomada en 1939

El maestro Sibelius, en una foto tomada en 1939

Dos días antes de su fallecimiento, ocurrido el 20 de septiembre de 1957, cuando contaba casi 92 años de edad, Sibelius hizo su acostumbrado paseo matutino y a su regreso comentó a su esposa que había visto una bandada de grullas acercándose. “Aquí vienen las aves de mi juventud”, exclamó. De pronto, uno de los pájaros abandonó la formación y sobrevoló Ainola describiendo círculos, volviendo después a la bandada.

Recibió sepultura en el jardín de su casa, donde también se encuentra su esposa, fallecida el 8 de junio de 1969. En 1972, los hijos del compositor vendieron la casa natal al Estado finlandés y dos años después, el Ministerio de Educación inauguró allí un museo a su memoria.

Sibelius encontró una cierta línea de continuidad en compositores como Aarre Merikanto (1893-1958) y, en menor medida, en Leevi Madetoja o Erkki Melartin. En Europa, los ingleses fueron los primeros en descubrirlo. Sir Thomas Beecham, amigo personal, fue uno de los grandes intérpretes del compositor finlandés.

Anthony Collins, que había desarrollado una extensa carrera en Hollywood como director y compositor de música para películas, realizó la primera grabación completa de las sinfonías de Sibelius al frente de la Orquesta Sinfónica de Londres. Leopold Stokowski y Eugene Ormandy -éste último también amigo del compositor-, contribuyeron al conocimiento de Sibelius por parte de la audiencia americana, programando a menudo sus obras.

El Parque Sibelius, en las afueras de Helsinki, rinde homenaje

El monumento es un diseño de la escultora Eila Hiltunen

En las afueras de Helsinki, en el distrito Töölö, está el Parque Sibelius [Sibeliuspuisto]. Se trata de un monumento muy llamativo diseñado por Eila Hiltunen (1922-2003), que lo dio a conocer en septiembre de 1967. Hubo debate, apasionado por momentos, sobre los méritos y defectos del arte abstracto -en el que su autora había acreditado su trayectoria desde sus primeros trabajos en 1947- que presentaba la propuesta para honrar la memoria del gran Sibelius. Para acallar las voces más críticas, la artista incluyó la efigie del homenajeado.

El monumento lo conforman unos seiscientos tubos de acero, huecos y soldados entre sí por un patrón de onda. El propósito de Eila Hiltunen consistía en captar la esencia de la música de Sibelius. Pesa 24 toneladas y tiene unas medidas de 8,50 × 10,50 × 6,50 metros. La diversidad espacial permite al espectador apreciar el trabajo en el interior, así como el eco y los sonidos generados por las cavidades, todo lo cual le confiere un carácter único. Visto desde la distancia la forma de la escultura se combina con el bosque y una base granítica de gran fortaleza. Es una visita obligada cuando se está en Helsinki, pues se encuentra en una zona verde, muy recomendable para el paseo sin prisas. Y, al mismo tiempo, representa una grata oportunidad para el reencuentro con la memoria fértil del insigne patriota.

Fotos: Balcer, archivo de la familia Sibelius, Alessandro Nessenzia, Titoni Thomas y Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una videoconferencia celebrada entre la Embajada de Finlandia en Madrid y la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores en Helsinki, permitió mantener una interesante conversación en la que participaron activamente el embajador Roberto Tanzi-Albi, el ministro consejero Christian Lindholm, los cónsules y vicecónsules honorarios en España; el periodista Kari Huhta, redactor-jefe de Política Exterior y Seguridad del periódico “Helsingin Sanomat” y Ana Belén Abundia, proyectista del programa NewCo Helsinki Accelerator.  

Se abordaron dos bloques temáticos. El primero, muy actual, la situación política y económica de Finlandia y el segundo, Helsinki para inversionistas y empresarios. Interesantes manifestaciones que reflejan la realidad del momento. La crisis también golpea a Finlandia y a punto estuvo de producirse una ruptura del pacto de gobierno por la falta de entendimiento inicial en materia sanitaria. El país acogerá a unos treinta mil refugiados entre sirios y de otras nacionalidades desplazados por la guerra.

El embajador Tanzi-Albi presenta al ministro consejero Christian Lindholm

Un momento de la videoconferencia con Kari Hutha y Ana Belén Abundia

El segundo bloque, que presentó Ana Belén Abundia, expone las bondades de Helsinki como destino inversor. El abanico de posibilidades es amplio y está avalado por el rigor y la seriedad que caracteriza la gestión en Finlandia. En los últimos años, el ayuntamiento de la capital finlandesa viene desarrollando un ambicioso plan de expansión multimodal que está dando resultados interesantes y capta la atención cada vez mayor de la vieja Europa y de otros países que tienen interés en mejorar sus rendimientos.

Pablo Sanz es ahora el representante inmediato de Finpro en España, aunque Pekka Tolonen sigue actuando en su quehacer directivo desde Helsinki, donde se encuentra desde julio pasado. La entidad finlandesa, que tiene un decidido protagonismo en la proyección comercial del país, ha emprendido cambios estructurales profundos. De modo que otras dos entidades denominadas Invest in Finland y Visit Finland, se integran en Finpro, además de la organización tradicional que se ha rebautizado como Export Finland. Cambia, además, el esquema directivo y la estructura está compuesta por sólo 200 personas, de los cuales menos de la mitad en el exterior, y dos de ellas en España: Pablo Sanz y un becario.

Pablo Sanz (de pie) y Kristoffer Mannes siguen el curso de la videoconferencia

Para mantener la eficacia que caracteriza a Finpro, se han seleccionado consultores externos que han superado una serie de elevados requerimientos. En el futuro podrá haber más e incluso algunos de los seleccionados dejarán de serlo si no mantienen los estándares establecidos. Los miembros que pertenecen a Finpro son los encargados de gestionar las relaciones comerciales en doble sentido, así como las incorporaciones en curso. Los cónsules honorarios tienen, en ese sentido, un papel de relaciones públicas e intermediarios gestores de posibles inversores o nuevas oportunidades de negocio.

En el caso de posibles inversores en Finlandia, las preferencias están dirigidas hacia ocho direcciones: industrias manufactureras, productos bio-económicos, tecnologías limpias, industrias creativas y diseño, educación y enseñanza, alimentación, ICT y digitalización y Ciencias de la Salud. El tema es mucho más amplio y quienes estén interesados en invertir en Finlandia pueden contactar con los respectivos consulados o directamente con la delegación de Finpro en Madrid.

Auli Leskinen, directora del Instituto, en su intervención

La segunda parte del encuentro de los cónsules y vicecónsules honorarios fue en la sede del Instituto Iberoamericano de Finlandia. Su directora, Auli Leskinen, ha elevado notablemente el listón de la entidad, que tiene una notable actividad cultural. Se trata, además, de un apoyo muy notable de la Embajada, en su permanente labor de proyección de la cultura del país. El trabajo realizado en este año es impresionante –exposiciones, seminarios, conferencias, cine… Cada una de las actuaciones se organizan con suficiente antelación y ello permite que Finlandia esté presente en todas las comunidades autónomas españolas.

La nueva cónsul, Katariina Hautamäki-Huuki, aborda su materia

Katariina Hautamäki-Huuki, recién estrenada cónsul en la Embajada de Finlandia en España, intervino a continuación para recordar algunos aspectos vitales de cuál debe ser la actuación de los cónsules en las situaciones de emergencia y algunas otras consideraciones relacionadas con asuntos consulares. En el primer asunto existen unas instrucciones muy precisas que hay que seguir sistemáticamente para prestar una actuación eficiente en cada caso, mediante gestiones personales, contactos telefónicos y coordinación con instituciones, entidades y responsables concretos.

Ante una situación de crisis (accidente, catástrofe…), están perfectamente delimitados los pasos que hay que dar. Queda prefijada la actuación prioritaria y la decisión de las autoridades españolas; la coordinación entre el cónsul y la Embajada, con los enlaces a las autoridades locales, Ministerio de Asuntos Exteriores, así como la actualización de información en las páginas oficiales de internet y los contactos e instrucciones para situaciones de emergencia en la página principal en finés, entre otras actuaciones priotitarias.

Foto de familia en la sede del Instituto Iberoamericano de Finlandia

En su residencia oficial, el embajador Roberto Tanzi-Albi ofreció una recepción a los cónsules y vicecónsules honorarios de Finlandia en España, a la que también asistió personal de la embajada, Team Finland, Cámara de Comercio Hispano-Finlandesa y representantes de empresas finlandesas establecidas en España. El embajador Tanzi-Albi ponderó el trabajo de los consulados de Finlandia en España, dado su relevante papel en la ayuda a los ciudadanos finlandeses ante cualquier contingencia. 

Foto de familia en la residencia del embajador de Finlandia en España

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Club Finlandia [Suomi Kerho] en El Puerto de la Cruz (Tenerife) y Las Palmas de Gran Canaria, así como la Iglesia Luterana de Finlandia [Kanariansaarten suomalaiset ev.lut. seurakunnat] en ambas provincias y el Consulado de Finlandia en Canarias [Suomen Las Palmasin-konsulaatti] celebraron hoy, 6 de diciembre, el Día de la Independencia del país nórdico en su 98º aniversario. Ambas ceremonias revistieron una gran solemnidad y tuvieron como escenario el hotel Reina Isabel, en la capital grancanaria y Parque Taoro, en El Puerto de la Cruz.

La asistencia fue muy nutrida, pues en invierno la presencia de la colonia y los turistas finlandeses en Canarias que quieren unirse a la celebración es muy considerable, por lo que el aforo siempre se llena al completo. En representación del Consulado, en el acto celebrado en El Puerto de la Cruz intervino su titular y en el celebrado en Las Palmas, la vicecónsul Maritta Kettunen. En el transcurso de ambas ceremonias se dio lectura al mensaje enviado por el presidente de la República de Finlandia, Sauli Niinistö.

Esa Löytomäki, Markku Ylippä, Tuija Titla-Ylipää, Marketta Kuru, Juan Carlos Díaz Lorenzo y Ángel Montañés, concejal de El Puerto de la Cruz

Todos los asistentes viven con especial emotividad la fecha que conmemora la independencia del país, que se produjo el 6 de diciembre de 1917. Honran, de manera muy especial, a sus compatriotas caídos durante la Segunda Guerra Mundial y homenajean con el máximo respeto y admiración a quienes aún viven. En la celebración en El Puerto de la Cruz actuó el cantante tinerfeño Jadel, ganador del programa “El Número 1”, de Antena 3 TV, que cautivó el afecto de los asistentes y le aplaudieron entusiasmados todas sus canciones, especialmente las de composición propia.

La vicecónsul Maritta Kettunen (dcha) y Sirkka Kaskela, ataviadas con el traje nacional en el acto celebrado en Las Palmas. En el centro, Vaito Samulu, veterano de guerra

Erkki Kosonen, Ana Delia Delgado Yanes, Juan Carlos Díaz Lorenzo y Eija A. Lindahl

Marketta Kuru, presidenta de Club Finlandia en El Puerto de la Cruz, hizo de maestra de ceremonias

Jadel cantó en exclusiva para el Día de la Independencia de Finlandia

El pastor luterano Esa Löytomäki, durante su intervención

La soprano finlandesa Tuija Titla-Ylipää, en su actuación

Markku Ylipää dirige a la coral de Club Finlandia en Puerto de la Cruz

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo / Maritta Kettunen


Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cada 10 de octubre, celebración del Día de la Literatura Finlandesa, Finlandia honra la memoria de uno de sus compatriotas más destacados, Aleksis Kivi. Su legado forma parte de la memoria colectiva y para un pueblo como el finlandés, que valora y mucho lo suyo, este personaje, autor teatral, novelista y poeta, está considerado el creador del lenguaje literario moderno del país.

Finlandia tiene una larga tradición de literatura de fuentes orales, basada en poesía popular que recitaban los bardos con diferentes melodías, en ocasiones acompañados del kantele. Así como en las regionales del norte eran dos cantores los que recitaban las poesías, en las del sur era solo uno, frecuentemente una mujer acompañada de un coro. La transmisión de los textos era únicamente oral pero no se recitaban de forma idéntica, sino que había lugar para la inspiración y la improvisación. 

Dos bardos legendarios, llamados Arhippa Perttunen y Larin Paraske, tenían un repertorio formado por miles de versos. A partir del siglo XIX se suscitó el interés por recopilar esta tradición de literatura popular y esa ingente labor correspondió a la Sociedad de Literatura Finlandesa, dirigida por Elías Lönnrot y otros entusiastas, que recopilaron miles de piezas sobre las cuales se asentó con firmeza la literatura finlandesa.

Homenaje a Aleksis Kivi, frente al Teatro Nacional

Nacido el 10 de octubre de 1834 en Nurmijärvi, Aleksis Stenvall, que así era el nombre de Aleksis Kivi, aprendió sueco, entonces la lengua de élite de la región y estudió literatura en la Universidad de Helsinki, si bien escribió todas sus obras en finés, sin duda influido por uno de sus preclaros maestros, Elías Lönnrot, el recopilador del “Kalevala”, la leyenda nacional finlandesa.

Su primera obra teatral, “Kullervo” (1860) es un poema dramático basado en una de las leyendas del Kalevala”. Entre sus obras hemos de destacar la comedia “Los zapateros de la Landa” (1864); la tragedia “Lea” (1869), basada en la Biblia y varios volúmenes de poesía lírica, entre ellos “Los siete hermanos” (1870), que le llevó diez años escribirla y en la que describe la vida aventurera de los hermanos Jukola en los bosques finlandeses, que acaban emigrando a un pueblo de vida convencional.

La crítica de la época fue despiadada con la obra final de Kivi, por su realista descripción de la vida rural, a la que consideró demasiado vulgar. En su fuero interno el autor generó un sentimiento de rechazo, de modo que acabó sumido en una depresión y el desequilibrio mental que terminó con su vida. Falleció el 31 de diciembre de 1872 en Tuusala, a la temprana edad de 38 años.

Con el tiempo, y con una Finlandia libre, imbuida por el romanticismo y celosa de sus mejores autores y tradiciones, los textos de Aleksis Kivi se convirtieron en lectura obligada en los colegios del país. Entonces llegó también el reconocimiento a su figura, considerado no de los fundadores del teatro y la novela nacional.

Razón por la cual el Día de la Literatura Finlandesa se celebra coincidiendo con la fecha de nacimiento de Aleksis Kivi. Es un reclamo para que unos y otros, nacionales y extranjeros, renueven su compromiso leyendo alguna obra escrita en finés o traducida. Hay muchos y muy interesantes títulos de diversos autores que nos descubrirán un mundo interior, diferente y sugestivo.

Como una reflexión serena, tal vez, ante la actitud pensativa de la estatua de Aleksis Kivi en Helsinki, obra de Wainö Aaltonen (1934), su enclave es un reconocimiento honorable. Está situada en la cara norte de la plaza Rautatientori, frente a la fachada principal del Teatro Nacional Finlandés, que abrió sus puertas en 1902. Un edificio singular, al que nos hemos referido en nuestro anterior artículo y que es exponente del movimiento romántico nacional finlandés surgido en los últimos años del siglo XIX.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Caixa Fórum Madrid expone una interesante exposición sobre el polifacético arquitecto finlandés, Alvar Aalto (1898-1976). Además de su trabajo como arquitecto, la muestra aborda con detalle su vertiente de diseñador y cuáles han sido sus fuentes de inspiración. La arquitectura del extraordinario autor sigue cautivando cuatro décadas después de su fallecimiento. Estará abierta desde hoy, 30 de septiembre hasta el 16 de enero de 2016. La exposición ha estado con anterioridad en Caixa Fórum Barcelona, donde ha cosechado un éxito considerable.

La muestra consiste en una amplia panorámica de la vida y la producción de este extraordinario arquitecto finlandés. Presta especial atención a los edificios y los diseños más representativos y revela aspectos menos conocidos de su producción. Incluye una veintena de maquetas históricas y más de un centenar de piezas, entre dibujos originales, muebles, lámparas y objetos de cristal, así como obras de otros artistas con los que compartió inquietudes y amistad, caso de Alexander Calder, Jean Arp y Laszlo Moholy-Nagy; fotografías históricas y modernas a cargo del fotógrafo Armin Linke.

La exposición presta especial atención a la faceta de diseñador de muebles

Alvar Aalto y su primera esposa Aino Aalto prestaron gran atención a los muebles

El carácter polifacético de Alvar Aalto se traslada a las lámparas

La muestra es muy amplia y presta atención a las formas de la naturaleza

El embajador de Finlandia, Roberto Tanzi-Albi, asistió a la inauguración

La exposición permanecerá abierta hasta el 16 de enero de 2016

Fotos: Embajada de Finlandia en España

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En agosto de 2010, Saimaan Matkaverkko Oy (Saimaa Travel) compró a Kristina Cruises el buque “Kristina Brahe” y desde entonces navega con el nombre de “Brahe”. Es un barco muy popular en Finlandia. Hasta 2014 estuvo haciendo viajes turísticos en la zona este del golfo de Finlandia, canal y lago Saimaa, Vyborg (Viipuri) y St. Petersburgo. Puede alojar a 200 pasajeros, 110 de ellos en 44 cabinas repartidos en cuatro cubiertas y cinco categorías. Su última modernización se efectuó en la primavera de 2011.

Pese a las modificaciones a las que ha sido sometido, su aspecto delata su origen. Se trata de un antiguo patrullero de escolta (patrol craft escort, PCE), que fue reconvertido en “car ferry & passenger ship” y avanzada su vida marinera sería adaptado para crucero de turismo. La historia de este buque comenzó el 10 de mayo de 1942, fecha de la firma del contrato para su construcción. El 24 de diciembre siguiente se procedió a la puesta de quilla en el astillero Pullman Standard Car Manufacturing Company of Chicago, en Illinois (EE.UU.).

Botado el 13 de junio de 1943 con el nombre de USS PCE-830, el 31 de agosto siguiente fue transferido a la Royal Navy y rebautizado “HMS Kilchrenan” (Z-04). Durante la contienda operó con base en Gibraltar y realizó misiones de escolta de convoyes y patrulla por la costa atlántica de África.

La remozada estampa marinera del coqueto buque “Brahe”

Por entonces era un buque de 650 toneladas de desplazamiento, siendo sus principales dimensiones 55 m de eslora total, 10 m de manga y 2,95 m de calado. Estaba propulsado por dos motores General Motors 12-567A, que sumaban una potencia de 1.800 caballos cada uno acoplados a ejes independientes y le permitía alcanzar una velocidad de 15 nudos. Su armamento lo formaba un cañón de calibre 50, tres cañones de 40 mm, cinco cañones de 20 mm, seis lanzadores de cargas de profundidad y dos morteros antisubmarinos.  Podía alojar una dotación máxima de cien hombres.

Cuando acabó la guerra, el buque fue devuelto a la U.S. Navy y en diciembre de 1946 pasó a la reserva naval. En septiembre de 1947 fue comprado por la sociedad noruega Hardanger Sunnhordlanske Dampskipsselskap (HSD) y en diciembre de ese mismo año viajó a Bergen, donde se procedió a su transformación en ferry para el transporte de 13 coches y 600 pasajeros, de ellos 176 en camarotes.

Tras las obras de acondicionamiento, el buque quedó con un registro de 1.105 toneladas brutas, siendo sus principales dimensiones 56,49 m de eslora total, 10 m de manga, 4,27 m de puntal y 2,80 m de calado máximo. Los motores originales fueron sustituidos por otros de la marca Caterpillar, con una potencia de 1.800 caballos y una velocidad de 14 nudos, siéndole asignado el código IMO 5345065.

En junio de 1949 salió de nuevo a navegar rebautizado “Sunnhordland”, nombre de la región situada al sur de Bergen, en la desembocadura de Hardangerfjord y conocida también por el Parque Nacional de Folgefonna y la baronía de Rosendal, que abarca una superficie de 2.896 kilómetros cuadrados, e incluye los municipios de Sveio, Etne, Stord, Bomlo, Fitjar, Kvinnherad, Tysnesy y parte de Austevoli. El viaje de pruebas lo realizó entre Hardangerfjord y Sorfjorden y a partir de entonces y por espacio de 24 años cubrió la línea Bergen-Stord-Sunnhorland.

En marzo de 1973 el citado buque fue vendido a la sociedad finlandesa Oy Fager Lines, con sede en Riistina. En el mes de mayo viajó a Finlandia y fue abanderado con el nuevo nombre de “Kristina Brahe”. Reacondicionado para su nuevo cometido, desde entonces es un buque de 1.044 toneladas brutas y 516 netas, con las dimensiones ya citadas, distribuido en cuatro cubiertas, con capacidad para 110 pasajeros en 44 camarotes y 18 tripulantes.

En mayo de 1975 comenzó su nueva etapa en la que realizó cruceros de corta duración por el canal y el lago Saimaa -paraje de gran belleza jalonado de un laberinto de islas- y después viajó a Vyborg (1976), Helsinki-Tallin (1982) y Helsinki-Leningrado (1983).

En 1985 pasó a la titularidad de la sociedad Rannikkolinjat Ltd., con sede en Kotka, matriz de Kristina Cruises, manteniendo los cruceros al lago Saimaa como principal itinerario, pues, a partir de 1987, la compañía ya disponía del buque “Kristina Regina”, de mayor porte y más moderno, con el que amplió su cobertura fuera de las fronteras de Finlandia. Posteriormente sería modernizado en 1997 y 2005, aunque sus salones, comedor y cabinas siempre han mantenido el sello distintivo de la arquitectura interior nórdica.

Sin embargo, las exigencias del convenio SOLAS 2010 condicionaron la continuidad como cruceros de turismo de los buques “Kristina Brahe” y “Kristina Regina”. Razón por la cual en agosto de 2010 el buque “Kristina Brahe” cesó en el servicio de Kristina Cruises y fue vendido a Saimaan Matkaverkko Ltd., una sociedad finlandesa con sede en Lappeeranta, acortando su nombre a “Brahe”.

Foto: Kalle Id.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siempre que viajamos a Finlandia visitamos la Iglesia Vieja [Vanha Kirkko] de Helsinki. Es el más antiguo de los templos luteranos existentes en la ciudad, levantado hace 188 años. Ha perdurado en el tiempo, pese a que en sus inicios había sido proyectada como un edificio temporal. Un espacio religioso intenso, lleno de paz y quietud, donde reina el silencio y la espiritualidad. Tiene, además, para nosotros, el encanto singular de la arquitectura neoclásica, que lleva el sello del gran arquitecto alemán Carl Ludvig Engel, cuya obra en Finlandia tiene especial relevancia.

De planta cruciforme, tiene un aforo para 1.200 personas en dos pisos y toda ella está construida utilizando grandes troncos de madera. Las obras dieron comienzo en 1824 y fue consagrada el 17 de diciembre de 1826 por el deán Johanm Borgström. La puerta que da al parque data de 1828. Dicen las crónicas de la época que este templo sustituyó el derribo de la iglesia dedicada a Ulrika Eleonora, edificada en 1727 en el solar en el que después se levantó la gran catedral de san Nicolás, convertida desde 1852 en el principal icono religioso de la Iglesia Luterana de Finlandia.

La Iglesia Vieja de Helsinki fue consagrada a finales de 1826

Durante las dos décadas que duró la construcción de la nueva catedral, la población en Helsinki había crecido mucho y se necesitaban más iglesias, por lo que se tomó la decisión de alargar indefinidamente la vida religiosa de la Iglesia Vieja, que felizmente ha llegado hasta nuestros días. En su interior, en el que se combina el azul celeste y el blanco inmaculado, hubo algunos elementos muebles procedentes de la derribada iglesia de Ulrika Eleonora, como los bancos, las lámparas de araña, el marco del altar, el órgano y el púlpito. Excepto éste, todos los demás fueron posteriormente sustituidos. El órgano actual data de 1867, consta de 32 tubos y es obra del maestro Per Larsson Akermann.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Päivi Pohjanheimo, embajadora

septiembre 5, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los años que llevamos de actividad consular, hemos tenido la satisfacción de conocer a personas muy interesantes, de las que nos ha quedado la impronta de su capacidad, dedicación, esfuerzo, conocimiento, buen y buen hacer. Una de ellas es Päivi Pohjanheimo, nueva embajadora de Finlandia en Rumanía y Moldavia. El nombramiento entró en vigor el pasado primero de septiembre y está acreditada desde febrero pasado. 

Hasta entonces, la señora Pohjanheimo había desempeñado el cargo de directora general de Asuntos Europeos en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Helsinki. La conocimos en junio de 2012, con motivo del viaje a Finlandia de los cónsules honorarios en España y Portugal y desde entonces hemos tenido la ocasión de conversar con ella en varias ocasiones en nuestros viajes a la capital finlandesa.  

Päivi Pohjanheimo, embajadora de Finlandia en Rumanía y Moldavia

La embajadora Pohjanheimo ha vivido más de 16 años en el extranjero, en misiones relacionadas con su trabajo. Es una especialista en asuntos europeos, de ahí que en su nuevo destino, Rumanía, como país que forma parte de la UE, se encuentra con asuntos que no le son ajenos, caso de la búsqueda de soluciones en asuntos migratorios, mantenimiento de los esfuerzos de cohesión y estabilización de la región y orientación de las estrategias hacia un mayor crecimiento y empleo.

La embajada de Finlandia en Bucarest –ciudad a la que embajadora Pohjanheimo ya conocía de estancias anteriores– ha estado interesada en temas de derechos de las minorías, contra la corrupción y la aplicación del imperio de la ley, entre otros aspectos primordiales. Son el reflejo de los valores de los que Finlandia se enorgullece y en los que la embajadora Pohjanheimo trabaja desde su nueva responsabilidad.

Mika Koskinen, embajador

septiembre 5, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Mika Koskinen, viejo y buen amigo, es el nuevo embajador de Finlandia en las Repúblicas de Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia. Tiene su residencia oficial en Lima y las próximas semanas presentará sus cartas credenciales ante los presidentes de cada uno de los países de su jurisdicción. El nombramiento entró en vigor el pasado primero de septiembre. 

Durante el tiempo en que estuvo destinado en la Embajada de Finlandia en España, supimos de su eficacia y de su buen y bien hacer como ministro consejero (2007-2011) y como persona. Ahora, cuando ha llegado el momento de asumir un nuevo reto en su exitosa carrera diplomática, sentimos la gran satisfacción de que el trabajo bien hecho y el deber cumplido tienen justa y merecida recompensa.

Mika Koskinen, embajador de Finlandia en Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia

Recordamos el acto oficial de despedida celebrado el 20 de junio de 2011 en la residencia del embajador Markku Keinänen, quien ponderó las cualidades personales y profesionales de los tres altos funcionarios que entonces cesaban en sus puestos,  Hannu Ripatti, Mika Koskinen y Anja Vanhala, miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia.

En un discurso breve y salpicado de notas de humor, el embajador Keinänen les agradeció su gran capacidad, su entrega generosa y su probada eficacia. Tuvo para ellos palabras entrañables y les entregó unos obsequios a modo de recuerdo de su paso por la Embajada en España, para después brindar todos los presentes con especial satisfacción.

Las palabras del embajador Keinänen resumían lo que los asistentes sabíamos a ciencia cierta: una probada trayectoria personal y profesional jalonada de amor al trabajo y a su país, al que tienen el honor de servir con generosa entrega y dedicación, y siempre dejarán la huella de su amistad, honda, profunda y leal, como ellos mismos.

Foto: Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia